Nombre
E-mail
Confirma tu e-mail
Contraseña
Tu perfil (opcional)
Código postal (opcional)
Al pulsar confirmas que aceptas nuestro Aviso legal y Política de cookies
E-mail
Contraseña
No soy usuario, registrarme

Volver a noticias

Cómo aislar tu casa del calor del verano

Ventilar adecuadamente y mantener el aire acondicionado a 26 grados son algunos buenos consejos.
  • 3 ago 2012
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir
como-aislar-tu-casa-del-calor-del-verano

&quote; Algunas mejoras se conseguirían reformando la vivienda con un aislamiento adecuado. &quote;

Éstos son algunos consejos que da el Colegio de Aparejadores de Madrid para aislar la vivienda en verano:

  • Instalar ventanas con doble acristalamiento. Las ventanas son la parte del edificio donde se registran más pérdidas energéticas, así que el doble acristalamiento será un buen aliado para el confort térmico la vivienda.
  • Ventilar por las mañanas y por las noches. Airear por las mañanas y por las noches, cuando bajan las temperaturas. También es recomendable ventilar durante el día si tu vivienda dispone de ventilación cruzada.
  • Aislar el suelo. Los suelos son una fuente de pérdida energética en los edificios que puede alcanzar fácilmente valores del 15%. Existen materiales que, en una rehabilitación, ayudan a mejorar el aislamiento de los suelos.
  • Utilizar burletes en las puertas. Las puertas también ejercen de aislantes entre diferentes departamentos de la vivienda y hacia el exterior. Se mejorará el rendimiento si se ajusta su cierre a través de burletes, unas tiras flexibles de material aislante que se puede instalar el usuario por sí mismo.
  • Minimizar el uso de luces y electrodomésticos. Dejar que la luz se cuele lo suficiente por las rendijas de las persianas cuando se cierren en las horas de más calor. Los electrodomésticos también emiten calor: es mejor si los utilizas en las horas de menos temperatura atmosférica.
  • Mantener el aire acondicionado en torno a los 26ºC. El uso adecuado del aire acondicionado puede acarrear un ahorro de hasta el 30% en la factura eléctrica.
  • Optimizar el uso de agua caliente. Un buen sistema de aislamiento en la red de tuberías no sólo ayuda a mantener la temperatura deseada, sino que permite un uso más eficiente de la energía.
  • Rodearse de plantas. El agua, al evaporarse, hace bajar la temperatura del ambiente. Si se tiene terraza o jardín, regarlo te ayudará a reducir la temperatura un par de grados.
  • Mejorar el aislamiento en paredes y techos. Tener un buen aislamiento en paredes y techos puede llegar a reducir más de un 30% los gastos en refrigeración.
  • Decorar para el verano. Detalles como los muebles, los colores de las paredes o los sofás pueden influir mucho en la sensación térmica de una vivienda. Por ejemplo, los muebles de madera ayudan a regular la humedad de las habitaciones.

Redacción/pisos.com

Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario